Camino de tramo corto

En los 800 metros de distancia que hay desde el desvío de la carretera de Sástago-Escatrón al Monasterio de Rueda, que discurre entre la huerta y las laderas de monte, hace unos siete años que el firme era de tierra y se arregló, con una mezcla de gravilla con alquitrán.

Ahora la vereda en cuestión, se encuentra en muy mal estado, con varios socavones, destrozos en los lados, que estrechan la vía y la hacen bastante peligrosa para el tránsito rodado.

En la parte de entrada, los vehículos que acceden al camino, tienen que hacer la maniobra de cruce hacia el lado opuesto, ya que existe un morrón que dificulta la visibilidad. Ante esta peligrosa situación, se hace necesario la eliminación de ese rocoso obstáculo, con unas matas de “ginesta o retama” y capas de formas paralelas, estratos de origen sedimentario, que constituyen irregularidad geológica.

Por lo expuesto, sería conveniente mejorar la situación mediante la construcción de una rotonda, para facilitar la entrada al camino a los vehículos y autocares que diariamente acuden con turistas a visitar y contemplar el restaurado recinto, auténtica joya arquitectónica de la Comarca Ribera Baja del Ebro.

El Monasterio de Rueda es un monumento de un pasado medieval brillante, con esa etapa de decadencia de la exclaustración de 1835, pero felizmente recuperado por la Diputación General de Aragón como hospedería, siguiendo una línea de
futuro.

Este camino cuenta, además, como punto importante y muy significativo en la ruta Jacobea del Ebro de peregrinos que provienen desde el Portal de Romeu en Tortosa, algunos procedentes de los países del centro de Europa, previo desembarco en el puerto de los Alfaques en el Delta del Ebro. También es la ruta
elegida por otros romeros del Levante que se dirigen a Santiago.

Por la categoría monumental y turística del emplazamiento y lugar, es vital que se tome buena nota de lo señalado y que se resuelva con diligencia y apremio este problema que supone un serio quebranto para las numerosas personas que acostumbramos a visitar con cierta frecuencia el Monasterio de Rueda.

La reconversión del monasterio bien debe ir acompañada de una mejora en las comunicaciones para facilitar su promoción y difusión entre los visitantes.

Aparcamiento entrada Monasterio De Rueda.

Texto: Victor Sariñena Gracia (Vicsar)
Fuente: Publicación nº 59 de La Crónica de la Ribera Baja del Ebro

    Artículos relacionados

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *