Dedicado a la Orquesta Laudística de Sástago

A lo largo del mes de diciembre del pasado 2012, la Orquesta Laudística ofreció sus Conciertos de Navidad. A ella van dedicadas estas estrofas.
Varios de sus componentes forman la Rondalla que acompaña al Grupo de Jota Sastaguino que, el día cuatro de enero del recién estrenado 2013, interpretó unos villancicos en la Residencia de ancianos de la localidad. Actuación a la que me refiero en la posdata.

Hoy, las orquestas laudísticas

de Sástago, de Escatrón

e Híjar juntas colaboran

en fraterna comunión.

Orquesta de pulso y púa

nos deleita con su son

de guitarras, de laúdes,

de bandurrias… un tambor

y, si el caso lo requiere,

de invitado, algún cantor.

 

A cincuenta tañedores

armoniza el director.

Veteranos y noveles

en perfecta conjunción.

Realizan sus ensayos

trabajando con tesón,

preparando los arreglos

propios para la ocasión.

Algunos hacen doblete,

pues es mucha su afición.

 

Fue a finales de diciembre

cuando en mi pueblo actuó.

Con variado repertorio

despertaron la ilusión.

Esta vez, con villancicos,

a todos nos fascinó.

Villancicos populares,

cuatro de ellos, de Aragón.

Muy ameno fue el concierto.

¡Con qué rapidez pasó!

 

Aplausos mil recibieron.

Mucho, mucho, nos gustó.

En verdad, se los merecen

por su encomiable labor.

Pena, que no se llenara

por completo el pabellón,

a pesar de que fue mucho

el público que asistió.

Pues con tristeza constato:

hubo gente que falló.

 

¿Sería la hora temprana?…

¿Hubo quién no se enteró?…

A nadie se piden cuentas,

tampoco una explicación.

Ni siquiera una censura,

el ir no era obligación.

Cada cual sabe las suyas,

¡faltaría más, por Dios!

Mas, a un pueblo lo hacen grande

sus gentes en conexión.

No es tiempo de dogmatismos,

trabajemos en unión

colaborando, apoyando…,

sin traba, con asunción

de responsabilidades,

cada cual en su misión.

 

Quiero aquí felicitar,

por lo bien que organizó,

al Concejo del lugar;

al público que asistió;

de manera muy especial

a orquesta más director,

por su altruismo, su entrega,

su buena disposición,

su profesionalidad,

por su esmerada labor…

 

Si me permitís os digo:

no es consejo, es petición.

Mi ruego, que no perdáis

nunca, nunca, la ilusión.

Y que sigáis actuando,

¡cada vez lo hacéis mejor!

 

A un pueblo lo hace más grande,

su gente, con mucho amor

por lo suyo, trabajando

con empuje y con tesón…

Junto a charanga, rondalla,

jota, coro, banda… sois,

con vuestra vitalidad,

quienes le aportáis color,

y, él, con todo el vecindario,

os debe amparo y calor.

Posdata

 

Espero que no juzguéis

un acto de intromisión

citar aquí a otros grupos

siendo vuestra la sección.

Mas, no pude reprimirme,

vino a cuento la ocasión.

También aquí quiero hablar,

tengo una buena razón,

de algo que allí me enteré

viéndoos en actuación,

vosotros el son les dabais,

compañeros vuestros son:

la Escuela de Canto y Baile

ya su quinto año cumplió

y caminar este tiempo

con éxito consiguió.

Muy orgulloso, complacido,

con gozo lo comentó,

pues contento  está de todos,

su  excelente profesor.

Todos ellos bien merecen

nuestra felicitación.

Rafael. Fernández Tremps.- Enero, 2013

    Artículos relacionados

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *