Entrañables fiestas de San Antón

Vivos, intensos, muy agradables son los recuerdos que guardo de las celebraciones de San Antón, en Sástago. Aunque reconozco que no son muchas las que disfruté, mi memoria -a pesar de las malas pasadas que empieza a jugarme- las mantiene frescas. Mucho disfrutamos. Y si bien, el día grande, San Antón, se celebraba con gran solemnidad, la víspera hacía la fiesta: la hoguera …

¡Ay! si no recuerdo mal, en Sástago, San Antón es festejo principal: Lo dice la tradición. Siendo la cosa primera ir la leña recogiendo, los cofrades en galera. Joticas van entonando, componiendo están la hoguera …

No creo expresar una sensación personal si os digo que estas fiestas son las más populares, las más entrañables para los sastaguinos. Las más apreciadas, las que nos sacan de casa a pesar de las inclemencias del tiempo. Por lo menos, así las recuerdo.

Siendo defensor de usos y costumbres, respetuoso con las tradiciones, nada tengo que objetar a que, en el pueblo, se decida celebrar la fiesta respetando la fecha del calendario. Mas, desde el fondo egoísta que cada cual tenemos y especialmente, en el que supongo mayoritario en este caso, de los que no vivimos allí por distintas circunstancias, me atrevo a sugerir que, para próximos años, se estudie la posibilidad de cambiar los festejos al fin de semana más próximo al día del Santo. Seguramente ganarán en populosidad.

Entendiendo que basar esta petición en el egoísmo, puede resultar mezquino por mi parte. Mas, seguramente, podrán abundar en argumentos todos aquellos que, aun residiendo en Sástago, por motivos laborales, al tener su puesto de trabajo fuera del pueblo, tampoco puedan participar. Es de suponer que gran cantidad de jóvenes, al estudiar fuera, estarán en las mismas. Además, de concederlo, valores como la hospitalidad, la convivencia, los que Sástago siempre ha tenido a gala, quedarían reforzados y reafirmados. Y hasta puedo hablar de los sentimientos que provoca entre los visitantes el sentirse acogido, al poder compartir, departir, saludarse con conocidos y viejos amigos. Todos solemos ir por el pueblo, aunque sea muy de vez en cuando, pero coincidir con los que están en nuestra misma circunstancia es difícil. Celebraciones como ésta son las que lo posibilitan.

En verdad creo que, entre otros, estos valores y sentimientos hacen crecer el arraigo, el sastaguismo que sin duda ayudan a hacer pueblo. Elementos todos ellos importantes, deseables y necesarios para cualquier comunidad e imprescindibles si, por distintas coyunturas, se ha visto forzada a la dispersión de muchos de sus componentes.

No es mi propósito con este comentario, nadie vea en ello la menor intención, herir susceptibilidades ni principios. Y sí, apelar a la generosidad de los sastaguinos de hecho, sus moradores, soberanos en estas cuestiones.

Sabed que todo sastaguino ausente, y más en estas fechas, añora estar allí.

Texto: Usuario Andavelo de www.sastago.com

    Artículos relacionados

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *