Excavaciones mineras

Hace unos días cambié el sentido de mi paseo matinal y marché hacia el árido paraje del monte de La Rosa donde desde hace un tiempo están realizando extracciones de grandes bloques de piedra, en explotación minera a cielo abierto. Al advertir el enorme movimiento de tierras y caminos, vino a mi mente el recuerdo lejano de otras canteras de las que se arrancaba piedra caliza con destino a la fábrica de Electro, que en su sección química hacía la mezcla con carbón produciendo el carburo de calcio ya extinguido.

Tal vez parte del material vaya a la construcción, pero llegué a la conclusión que un yacimiento de esta magnitud se tenía que tratar de otra cosa, el alabastro, variedad translúcida que en estos montes de la Ribera Baja del Ebro existe en abundancia.

En mi memoria está presente la década de los 90, cuando nuestro pueblo fue el primero que presentó iniciativas para el desarrollo del alabastro en Aragón. A instancias del Ayuntamiento se creó la Casa de Oficios con dos periodos de duración; el primero del 1991-93 y el segundo en 1993; con financiación del INEM y la colaboración de la DGA y la DPZ. El objetivo, la formación de artesanos y especialistas en labores técnicas para la promoción de este mineral en los propios municipios afectados por el desarraigo del recurso minero.

Se lograron configurar operarios de calidad de ambos sexos, en la elaboración y trabajos con tallas y objetos artísticos pero, al concluir el periodo de aprendizaje y tener que trabajar por cuenta propia, se fue perdiendo el interés, tal vez por temor, falta de catálogo o promoción.

Hay que destacar a una joven de la zona que tuvo la valentía de hacerse empresaria y crear un taller en San Juan de Mozarrifar con la denominación “Alabastro de Sástago, S. L.”. De hecho, en un viaje a Albarracín me llamó la atención una tienda con gran cantidad de elementos decorativos de este material. Según me indicaron, eran de esta empresa.

Y ahora, lo que son las cosas, tras una década paralizadas las extracciones, la compañía Piedra Natural de La Zaida S.A. está haciendo nuevas labores mineras.

Es necesario señalar el enorme impacto ambiental que producen estos desmontes. Si al menos dejan algún beneficio al municipio, cuando concluya la concesión los titulares de los derechos mineros deberán aplicar, según la Ley, la correspondiente corrección del espacio.

Texto: Victor Sariñena Gracia (Vícsar)
Fuente: Publicación nº 66 de La Crónica de la Ribera Baja del Ebro

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *