Febrerillo el corto

Este segundo mes del año, febrero o febrerillo el corto, nos introduce o nos señala varios eventos festivos que se han venido celebrando en las distintas poblaciones de la comarca de la Ribera Baja del Ebro, como lo fueron San Blas en Cinco Olivas o Santa Águeda en Escatrón, cuya peculiaridad se enmarca en lo que se puede calificar de plena tradición.

Le sigue, entre otros, San Valentín, día de los enamorados, creación o invento de hace años y, con todos los respetos, como impulso comercial.

Ciertamente tampoco se puede negar que no deja de ser un impulso maligno de apoderarse de lo ajeno. Precisamente en dos fechas anteriores a ese fin de semana, individuos sin escrúpulos se llevaron del matadero municipal con alevosa nocturnidad diez corderos en canal, limpios y ya con el visto bueno del veterinario; los corderos eran propiedad de dos carnicerías de la población.

Asimismo el sábado 26 de febrero dieron comienzo las fiestas del carnaval, celebración con muy nutrida participación, tanto de infantiles como de mayores. Gran divertimento, expresión sana. Desfile y pasacalles hacia el pabellón de fiestas, con el acompañamiento de la charanga local ´La Sentada´.

En la noche, exhibición y lucimiento de disfraces, además de una animada sesión de baile con la orquesta Bangkok. Al concluir la misma, la sesión musical continuó con el llamado discomóvil hasta el amanecer.

Afortunadamente la temperatura se ha suavizado mucho, atrás quedan los intensos fríos. Y aun cuando haya algún golpe que hiele los brotes, ello me hace recordar un pensamiento del gran poeta chileno Pablo Neruda, que dijo: “Podrán cortar todas la flores, pero no podrán detener la primavera”.

    Artículos relacionados

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *