Fiestas de gran tradición

Ha concluido el efectismo de las grandes fiestas pilaristas y de la Hispanidad tras el inmenso desfile participativo tanto en la ofrenda de flores como al día siguiente en la de frutos. En ambos casos hubo una notable participación de nuestros pueblos de la Ribera Baja del Ebro. Dos manifestaciones de expresión singular cuyo éxito este año se incrementó gracias al magnífico estado del tiempo.

La continuidad hizo posible que en fecha del 21 de octubre se celebrase la función que el Ayuntamiento de Sástago había organizado con el loable fin de recaudar fondos destinados para promover la creación de una guardería en la localidad.

Ciertamente el público respondió en gran número a la llamada, ya que el amplio y remozado pabellón multiusos estaba pletórico de gente que gozó y aplaudió con ganas a los cómicos del club de la comedia o, como anunciaba el cartel, ´Cómicos de guardería´. La velada siguió para la juventud, música con disco móvil, go-gos… En suma, divertimento.

Los mayores, a casita, ya que el otoño nos anunciaba la inminente llegada del frío y nos lleva a esa otra fiesta que entusiasma a los niños como es la noche de difuntos, ´Halloween´, fiesta anglosajona de origen celta, llevada por emigrantes irlandeses a Estados Unidos, pasando a Méjico y desde allí exportada al mudo latino.

Este evento de los muertos vivientes hasta hace unos años no se conocía, pero sí se celebraba en el teatro y también en las distintas cadenas de televisión con la representación de la inmortal obra de José Zorrilla ´Don Juan Tenorio´, que normalmente se solía representar la noche del 31 de octubre, en la víspera de la festividad de Todos los Santos.

 Artículo publicado en el num. 137 de La Crónica de la Ribera Baja del Ebro

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *