La Tercera Edad de viaje en Atmella de Mar

Dentro del marco de buenas relaciones que mantienen las asociaciones de la Tercera Edad de la  Comarca da la Rivera Baja del Ebro, las de las localidades de Gelsa y Sástago han organizado un viajea Ametlla de Mar. La salida fue el día 27  de septiembre, puntualmente  a las 8 de la mañana pasó a recogernos, un autocar de la empresa Guiral de Caspe, que previamente había pasado por Gelsa, para recoger a los demás componente del viaje.

Tiempo excelente, sol y una temperatura agradable que nos acompaño durante toda la estancia. Paramos a almorzar en el restaurante  Mora Park,  llegando a nuestro destino el Hotel Ametlla de Mar  sobre las 11,30.

El hotel, de cuatro estrellas, es enorme y está situado en la urbanización Roque Daurades – Cala Bon Capó, contando con amplias zonas ajardinadas, piscinas, terrazas, gimnasio, piscina de agua caliente, spa así como una salida directa desde las piscinas y terrazas al mar.

Instalados en nuestras habitaciones, amplias y con vistas al mar, salimos a dar un paseo por la localidad y su puerto pesquero. De 1 a 3, hora de comer, el comedor es enorme, bufet libre y con una buena calidad y extensa variedad en los menús. Nos colocan en unas mesas redondas de 10 comensales, cómodas, que nos permiten mantener una buena comunicación entre todos. Por la tarde piscina y baño en el mar posando después al spa, nos llevamos una agradable sorpresa, nuestro viaje está invitado y el acceso a la instalación es gratuito. Sauna húmeda y seca, piscina caliente, jacusi  y un completo gimnasio con toda clase de aparatos.

El hotel tiene un completo programa de animación diurno y nocturno, gimnasia de mantenimiento, por la mañana en la piscina, juegos y petanca. Por la noche sesiones de baile, concursos, bingos y atracciones musicales, una de ellas  fue un conjunto brasileño  de samba  y canciones, así como las sesiones de baile que tuvieron mucha aceptación.

En el puerto pesquero coincidimos con la llegada de los barcos, estando presentes en la descarga de la sardina y boqueron, así como su selección y entrada en la lonja. Completamos los días con  visitas al casco antiguo de la población, paseo marítimo, mercadillo y las amplias zonas de paseo, próximas al  hotel.

El conjunto del viaje ha sido muy agradable, por la buena armonía entre todos/as/ asistentes/as/ así como por las magníficas instalaciones del hotel  y las atenciones que recibimos de todos los empleados.

El regreso fue el día 30 con salida a las 4 de la tarde, no paramos en todo el trayecto, llegando a Sástago contentos por los días pasados y con ganas de que se repita la experiencia.

    Artículos relacionados

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *