Portada La Voz de la 3ª Edad de Sástago

Sin ninguna duda muchos los que contemplen en la imagen, no asociaran la fotografía que podemos ver, con relación a nuestra población. Está tomada enla estación, de tren, de La Zaida – Sástago y corresponde al autobús que hacía el servicio diario a dicha estación de mañana y tarde, para llevar a todas las personas que tenían que viajar en dirección de Barcelona o Zaragoza y regreso.

La fecha que está tomada, no la puedo datar con exactitud, pero corresponde a un mes de agosto de los años de 1945-1950. La línea de autobuses la tenía adjudicada el emprsario Bejarmino Crespo Saavedra, estando como conductor del autobús un familiar suyo llamado José Cerezales.

Antiguo autobús Sástago

El punto de salida estaba situado en el Portal de San Vicente, frente a la antigua residencia de EMESA, en el edificio de la antigua posada, hoy propiedad de la familia Ferrer, tenía su garaje el autobús. Los detalles de estos acontecimientos los conozco a la perfección, no en vano el domicilio de la casa de mis padres estaba en esa misma calle en el nº 11.

El autobús tendría una capacidad de 25 ó 30 plazas, no lo puedo precisar, pero en la España de esos años a nosotros nos parecía enorme, la llegada un acontecimiento, completamente lleno, sentados y de pié, el techo con maletas y con frecuencia las personas que no cabían en el interior, arriba con los bultos y paquetes, en los noticiarios de ciertos países podemos ver, hoy en día, estas imágenes que afortunadamente en nuestra patria son recuerdos del pasado.

Las personas que salen en la imagen son de izquierda a derecha Mauricio Gascón, Pilar Sariñena y Josefina Gascón, la otra persona una invitada de los anteriores, en el interior junto al volante el muy joven Gerásimo Catalán.

    Artículos relacionados

    JOSE MARÍA

    Emociona ver imágenes retrospectivas acompañadas de comentarios que rememoran tiempos en los que éramos niños.Es estupenda y admirable,tu labor, en ese sentido.
    Yo, como sabes Antonio,también vivía en “el Portal”, concretamente,nuestras respectivas casas estaban justo enfrente,una a cada lado de la calle de nuestros juegos infantiles.
    Junto con otros niños vecinos,esperábamos la llegada de ese maravilloso y moderno autobús,”guiado” (entonces se decía así), por José Cerezales(“Pepe”).En los días de las fiestas de Agosto, hacía tres y cuatro viajes para el tren de la noche y sobre las 9, llegaba con gente hasta en la “baca”.El ambiente en esos momentos,era mágico.¿ Te acuerdas verdad Antonio? Los zagales del Portal teníamos el privilegio de vivir, más a menudo, esa magia de ver venir el mundo exterior, entonces tan lejano y misteriorso.Has hecho que me emocione y pese a que eran tiempos difíciles, una dulce nostalgia, se me ha apoderado, viendo nítidamente cómo “la Josefa y la Josefina” se contaban, no sé qué,de sus “críos”
    Un abrazo Antonio.

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *