Primavera y plantaciones

La primavera es un fenómeno producido por el equinoccio astronómico, que aparece en las fechas del 20 al 22 de marzo. Por esta época existía o existe la tradición de celebrar el Día Forestal Mundial o fiesta del árbol, la denominación da igual, lo importante era y es, evitar en lo posible la desertización de terrenos desnudos de vegetación.

En tiempo pretérito, señalar la gran plantación de pino y ciprés en la ermita de Montler y en su entorno. La muy posterior que llevó a cabo el ayuntamiento en el plano del tambor, así como la realizada hace treinta y dos años, por los jóvenes escolares de aquel curso, a la salida del puente, junto al costado abrupto bajo la torre vigía.

Otros muy posteriores, los cultivos o plantíos que han colmado, plazas, calles, avenidas, piscinas, etc. los consistorios de turno de su respectivas concejalías de medio ambiente. Así como la de algunos particulares que también se han sumado en ocasiones a la hermosa gran tarea.

En esta oportunidad quiero dar una visión sobre la plantación que se hizo, hace ahora un par de años, en la nueva calle Piscinas, con respecto a los ejemplares que la gente ha calificado de muy feos por lo retorcidos y nudosos de tallo.

Algunos, varios, se secaron, pero no por falta de agua ya que desde el principio disponen del riego por goteo. Otros, fueron rotos por la acción de actos gamberros. No obstante en este mismo mes, se han repuesto los fallos existentes con prototipos similares y “talludos”. ¡Que haya suerte y arraiguen!.

Expertos cultivadores me comentaban que el arbolado debe tener el mismo tamaño, una misma naturaleza y edad, porque con ello se consigue una mejor simetría. Y la duración y fecundación de los cultivos consiste principalmente en el esmero con que se haya practicado la plantación. ¡Estoy seguro que esto último se ha hecho bien!

Esta especie de arbolitos tienen un nombre muy poético, como es “árbol del paraíso y del amor”. Finalmente señalar que en estos días también se han colocado en la misma zona los postes metálicos del alumbrado público. Abarca todo el sector de las calles prolongación San Miguel, Sardeta y Piscinas. Realmente era muy necesaria la instalación eléctrica en ese tramo ya que se encuentra el nuevo pabellón de fiestas y el matadero municipal.

Texto: Victor Sariñena Gracia (Vicsar)
Fuente: Publicación nº 70 de La Crónica de la Ribera Baja del Ebro

    Artículos relacionados

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *