Recuperación y devoción de los cuatro pilones de Sástago

En Aragón se denomina peirones a las columnas u obeliscos religiosos.  Se solían construir a un lado de los caminos, cerca de los pueblos, y sostenían una cruz (cruceros) o imagen en una o varias capillas (peirones), donde las gentes se arrodillaban o rezaban al santo o virgen a cuya advocación estaban consagrados. En Sástago, después de ser restaurados, se conservan 4 dentro del casco urbano:

  • El Pilón de la Virgen del Carmen situado en la Plaza del Piquete (hoy desaparecido aunque en la nueva edificación se ha construido una hornacina en la que está la imagen de la Virgen del Carmen)
  • El Pilón de la Virgen de Mont-Leer situado en la esquina de la Calle San Miguel y la Calle Mayor). Se tiró la casa que lo sustensaba y se construyó una plaza y el Pilón nuevo. La Virgen de Mont-Leer es la patrona del pueblo. Según la tradición, cuando las lluvias no aparecióan y peligraba la cosecha, todo el pueblo bajaba a la Virgen de la ermita, y en procesión por el pueblo rogaban a la Virgen que enviase agua. A veces empezaban a llover tan copiosamente que se tenían que suspender las rogativas.
  • Pilón de San Antonio (a mitad de la calle San Miguel). Es una columna de ladrillo entre dos casas. En la parte inferior existe una imagen del santo en una baldosa de cerámica (también fue reconstruido)
  • Pilón de San Roque (en la calle San Roque esquina con la calle Calvario). En un chaflán de una casa,  una imagen del Santo en una hornacina.

Peirón San Antonio.

Hoy, ya ampliada la curva de la calle San Roque, por lo que el Pilón se tiró y se reconstruyó unos metros más atrás, habiéndose situado la imagen del Santo en una nueva hornacina.

Cuando se acercaban las fiestas, las mujeres de la zona donde está situado el Pilón acondicionan la fachada, limpian la hornacina, adornan con flores la imagen, sobre todo, el Pilón de la Virgen de Mont-Leer que está pie de calle y no ha sido modificado.

Otro lugar de devoción popular hoy desaparecido era la Iglesia de San Miguel situada en la calle San Miguel.

El tres de Mayo “Santa Cruz de Mayo” se bendecían los términos del pueblo y se iba en procesión hasta la Iglesia donde se oficiaba una misa.

Además de los pilones, Sástago conseva otras hornacinas de culto en su casco urbano como por ejemplo la situada en el centro del muro.

Fuente: Libro Recuerdos de Sástago; 1994

    Artículos relacionados

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *