Un julio muy caluroso

El comentario más generalizado de la gente es hablar del calor intenso que venimos soportando durante el mes de julio, y cuyas consecuencias se manifiestan en muchas personas que sufren en la piel la agresión de múltiples picaduras de algún insecto artrópodo o arácnido. Estas picaduras producen serias molestias, enrojecimiento e hinchazón, y algunos afectados se ven obligados a ir al médico de manera urgente.

El estío, con elevadas temperaturas que rayan los cuarenta grados centígrados, con bochorno muy ardiente, nos hace convivir, con emanaciones del vertido de purines de las haciendas de campo próximas.

¡Quiero dejar claro, que no soy contrario a las granjas! Me parece bien que las haya, son vida y trabajo muy digno de familias enteras; pero habría que analizar o buscar sitios más alejados del casco urbano donde evacuar estas sustancias en descomposición, de hedor nauseabundo, y que hace que la gente exprese airadamente sus quejas con toda razón. Este intenso golpe de calor, estoy seguro se padece con características similares por todas las poblaciones de la Ribera Baja del Ebro, por todo Aragón y el resto de España, con fuertes tormentas, produciendo daños considerables en ciudades, pueblos, huertas y desgraciadamente en personas.

Las gentes que pueden se van de vacaciones en busca de playa o montaña, mientras que las que nos quedamos, acudimos a las piscinas en busca de un ambiente mas relajado. Precisamente a mediados de este mes comenzó en la piscina municipal los cursos de natación para niños y mayores, con notable participación. La concejalía de Cultura ha preparado los diferentes actos que componen la Semana Cultural, y que comenzó el pasado 28 con la inauguración de una exposición colectiva de pintura, por los alumnos y profesora de arte. También hay un recorrido del tramo Jacobeo de Sástago a Alforque. Y por extensión de una posible visita al Museo de Velilla y las ruinas de la Vitrix Iulia Celse.

Por su parte, la comisión de Festejos realiza una serie de reuniones con las peñas ultimando el programa de las grandes fiestas, de mediados de agosto, celebración de la Virgen y San Roque. El mejor deseo ahora que las radiaciones solares aflojen su intensidad para así lograr un mejor bienestar a todos. Felices fiestas a todos.

Texto: Victor Sariñena Gracia (Vicsar)
Fuente: Publicación nº 74 de La Crónica de la Ribera Baja del Ebro

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *