Bailes y verbenas en la historia de Sástago

Aunque no fue hasta la década de los años veinte cuando tuvieron su mayor apogeo. El primer salón de baile, estaba en la calle Medio, a la altura del actual número 64. También hubo otro salón de baile en la plaza del granero, en lo que hoy es el Hogar del Jubilado. Estos dos salones de Baile estuvieron abiertos al mismo tiempo y cada uno tenía una tendencia política. El salón de la calle Medio era Conservador y el de la plaza era de los liberales.

La organización de salones de baile en Sástago comenzó en el año 1910. Por aquel entonces salió una canción que decía:

“Soy el mil novecientos diez, así me puso mi amo, y por apellido llevo, la juventud de Sástago”

Después se abrió otro en un local propiedad del “Coraños”, y tuvo sus propiosestatutos, cuotas…, se denominó “Sociedad de Baile sastaguina”. El salón social estaba ubicado en la Calle San Miguel, 107.

Podían ser socios todos los jóvenes vecinos de la villa mayores de 16 años que se hallasen en pleno goce de sus derechos civiles, así como los forasteros que contasen con más de ocho días de estancia en la localidad. Para el ingreso en la sociedad se debían abonar 10 pesetas de cuota para constar como socio fundador o cinco pesetas como socio de número. Los socios tenían obligación de pagar las cuotas sin que pudieran alegar que no habían tomado parte de las fiestas celebradas. En el local social estaban prohibidos los juegos de azar, las discusiones acaloradas, las que ofendían el respeto y dignidad de los socios y las que versasen sobre política o religión.

Todo miembro de la sociedad que fuera amonestado por un vocal de la Junta por la comisión de una falta, quedaba obligado a pagar la multa de una peseta por faltar a la moral, por blasfemar o el doble por reincidir. La tercera falta suponía la expulsión del salón y de la sociedad. Quedaba totalmente prohibido
escandalizar en el local, bailar hombre con hombre y mujer con mujer, así como molestar a las parejas que estuvieran bailando y quitar la pareja mientras se estuviese en la pista; pudiendo ser multados.

En el momento de la fundación (Septiembre 1928), la sociedad estaba compuesta de ciento cincuenta socios, todos ellos solteros ya que no podía pertenecer a ella ningún casado. Los bienes de la sociedad eran, ocho bancos de madera para asientos, cinco perchas guardarropia, una caja de caudales de hierro, una mesa de madera con accesorios de escritorio, un piano manubrio con su cilindro para el cual una persona se encargaba de tocarlo, conservarlo y limpiarlo.

Como promotores de esta Asociación figuran: Casanova, Orencio Hijar, Antonio Enfedaque, Félix Bolsa, Florentino Vallespín, Carmelo Iranzo, Antonio Ramón y Santiago Ordovas.

De allí se pasó a bailar en un salón del Centro Agrícola Republicano hasta el comienzo del la Guerra. Al finalizar esta, se abrió el Baile en un local del “Perita”, estando acondicionado para que pudiera tocar la orquesta en un escenario.

Por último se abrió un salón de baile con jardines y sala de cine, a las afueras del pueblo y que se llamaba “Cine Avenida”, que estuvo abierto hasta la década de los sesenta.

Fuente: Libro Recuerdos de Sástago; 1994

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *