Cristobal Colón y el Condado de Sástago

Si bien lo aceptado es que Cristóbal Colón nació en Génova, algunas opiniones difieren en cuanto a su origen (catalán, castellano, francés, griego, aragonés). Por otro lado, la fecha de su nacimiento oscila entre el 26 de agosto y el 31 de octubre de 1451. Cristóbal Colón confesó haber nacido en Génova. Se ceñía a la verdad más absoluta pues vino al mundo en uno de los feudos de la isla de Cerdeña cuando éste todavía pertenecía a la República de Génova.

Cristobal Colon descubriendo América

Ello explica por qué los Reyes Católicos, en los documentos oficiales, catalogaban al descubridor de: “subdito y natural de nuestros estados”. Los feudos genoveses de Cerdeña fueron definitivamente conquistados por Juan II, rey de la Corona de Aragón y padre de Fernando el Católico, en 1477. Un año más tarde, en 1478, se produjo la anexión oficial de estos territorios a la Corona Aragonesa en las cortes de Monzón (Huesca).

En cuanto a los ascendientes de Cristóbal Colón, Don Hernando, hijo menor del marino, desveló su identidad al escribir que su padre, antes de “limar” su apellido, firmaba sus mapas como -Columbus de Terra Rubra, cuya patria es Janua-. La frase no deja lugar a dudas: la patria de Colón estaba en los feudos imperiales de Génova y el linaje de su familia era el de los Terra Rubra. Los Terra Rubra (o Terra Rossa) de Cerdeña eran los descendientes de los Jueces de Cagliari por la línea de Guglielmo de Massa, de la Casa Malaspina. En el siglo XV llevaban el apellido Picolomini de Sena.

Otra de las frases escritas por el propio Cristóbal Colón, “Yo no soy el primer almirante de mi familia”, determina esto que sus padres eran Salvador Picolomini de Sena e Isabella Alagón de Arborea. Ello convierte al descubridor en nieto del octavo conde de Sástago, Don Artal de Alagón, (localidad situada a tan sólo 25 km de la Capital de Aragón Zaragoza), y explica la relación que mantuvo con muchos aragoneses como fueron Luis de Santángel, Gabriel de Sanxís, Juan Cabrera e, incluso el papa Rodrigo Borgia. Pero…

¿Quiénes fueron Los Alagón, ascendientes maternos del descubridor?

Eran Señores de Sástago, (localidad a 62 km de la capital Zaragoza), una de las ocho Casas de Rica hombría aragonesa. Descendian del emperador Carlomagno por la rama de los Condes de Guyena y llegaron a la Península Ibérica en los albores de la Reconquista. Los documentos más antiguos de la familia certifican que fueron Condes de Pallars, ello los convertía en pares de los Reyes de Aragón con quienes entroncaron matrimonialmente en infinidad de ocasiones.

Don Blasco de Alagón conquistó a los musulmanes el Reino de Valencia en 1244. El rey Jaime I el Conquistador anexionó Valencia a la Corona de Aragón, pero incumplió los pactos que había establecido. Defraudado, y muy enfadado, Don Blasco abandonó Aragón y se dirigió a Sicilia donde entró al servicio de los emperadores del Sacro Imperio.

En tierras sicilianas y napolitanas, los Alagón alcanzaron el título de condes de Mistreta y fueron los protagonistas indiscutibles de los hechos históricos más importantes de los siguientes dos siglos. Sin embargo, jamás renunciaron a sus propiedades y títulos aragoneses.

Como norma común, todas las condesas de Sástago permanecieron en sus estados aragoneses para defender y gobernar el patrimnio que la Casa poseía en Aragón y Valencia.

No fué una excepción la segunda esposa del octavo conde de Sástago, Dª Benedetta Cubello de Arborea, heredera del Juzgado de Arborea en la isla de Cerdeña.

Sus siete hijos nacieron en Zaragoza. El mayor de ellos, Leonardo Alagón, fué el heredero del Juzgado de Arborea y partió a hacerse cargo de aquel estado Genovés en la isla de Cerdeña después de haberse casado con Dª María de Liñán, noble dama zaragozana de la Casa Diez de Aux, entre cuyos oficios se contaba el de Justicia Mayor de Aragón.

Para reforzar a su hijo Leonardo en la gobernación de Arborea, los novenos condes de Sástago casaron a dos de sus hijas menores, Marquesa e Isabella, con los hijos del vizconde de Sanluri, noble genovés de la isla de Cerdeña. Hijo de Isabella fue Don Cristóbal Colón, descubridor de América.

Las pruebas heráldicas confirman esta entidad. Además la brisura de infamia que aparece en los primeros escudos de la dinastía Colón, y que se debe a la sentencia de felonía que recayó sobre Leonardo Alagón, Juan de Sena Picolomini y todos los familiares de ambos, explica el motivo que obligó al Navegante a vetar la participación de la Corona de Aragón en los descubrimientos.

Las circunstancias que determinaron las decisiones del descubridor del Nuevo Mundo fueron muy difíciles y bien a su pesar, dejaron a los países que conformaban la Coron de Aragón fuera de la empresa descubridora.

Ello no es óbice para que compartamos con Italia al descubridor y para que todos los miembros de la antigua Corona de Aragón nos mostremos orgullosos de la gesta de nuestra personalidad más universal: Cristóbal Colón.

Tanto Colón como todos los que queremos recupertar una historia que los intereses de estado han silenciado en muchas ocasiones, merecemos conocer qué les ocurrió a nuestros antepasados, y recobrar una memoria que es el orgullo y el alma de nuestro Pueblo.

Tambien lo merece la Virgen del Pilar que nunca ha sido tan Reina de la Hispanidad como ahora, cuando se conocen las raíces aragonesas de Cristóbal Colón, y parece que la Providencia hizo coincidir a propósito el día en que se descubrió el Nuevo Mundo con el elegido para venerar a la Patrona de todos los Aragoneses.

Texto: Marisa Azuara
Fuente: Blog Río Guadalquivir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *