El Monasterio de Rueda recupera sus antiguas infraestructuras hidráulicas para el visitante

El vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, ha inaugurado acompañado por el viceconsejero de Turismo Javier Callizo las obras de recuperación de las antiguas infraestructuras hidráulicas del Monasterio de Rueda en Sástago (Zaragoza) y la exposición “Paisajes y tecnología del agua en el río Ebro, un río entre dos mares”, dos nuevos atractivos que se unen a los que ya estaban disponibles para los visitantes en el complejo, como la hospedería integrada en la Red de Hospederías de Aragón o las visitas guiadas al monumento.

Las obras de recuperación de las antiguas infraestructuras hidráulicas del Monasterio de Rueda han sido ejecutadas por la empresa Damarim S.L. bajo la dirección del arquitecto Javier Ibargüen en poco más de un año y con un presupuesto aproximado de un millón de euros que ha aportado el Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón. El elemento más destacado de esta actuación es la noria de doble rueda ubicada junto al cauce del Ebro, que con sus más de 16 metros de diámetro se encuentra entre las mayores de Europa y es una réplica exacta de la que se hallaba en el mismo emplazamiento hasta los primeros años del siglo XX. La estructura portante es de acero, mientras que los cangilones que elevan el agua y las palas de impulso son de madera. Toda la noria descansa sobre la estructura original de muros de sillería que ha sido limpiada y restaurada. El trabajo se ha completado con la rehabilitación del molino harinero, del canal que suministra agua a la noria y de parte del acueducto, así como de todo el entorno en el que se ha construido un pequeño paseo para que los visitantes puedan admirar mejor el resultado de esta rehabilitación.

Ampliación del Monasterio de Rueda

Con la apertura al público de sus infraestructuras hidráulicas el monasterio cisterciense propiedad del Gobierno de Aragón añade nuevos atractivos a la oferta disponible para el visitante, en la que destacan la hospedería integrada en la Red de Hospederías de Aragón inaugurada en 2003 y la zona medieval que ofrece visitas guiadas a la iglesia, claustro, plaza de San Pedro y otras dependencias.

Estas posibilidades se ampliarán notablemente en el futuro, porque el Gobierno de Aragón ha preparado un plan para seguir interviniendo en el complejo en los próximos ejercicios. La redacción de este plan prácticamente ha culminado a día de hoy, por lo que las obras podrían adjudicarse a finales de este mismo año tras el oportuno concurso público para concluir en 2011, con un presupuesto global superior a los 13 millones de euros. La parte principal de esta nueva actuación en Rueda será la construcción de una nueva hospedería en el antiguo Pabellón de Novicios, que se sumará a la que ya funciona en el Edificio Galería y el Palacio Abacial.

Además se terminará la rehabilitación de todas las dependencias ubicadas dentro de los muros del monasterio en las que no se ha actuado con anterioridad, como la antigua hospedería –el edificio que se encuentra junto a la iglesia, que albergará un restaurante-cafetería para el público y un centro de interpretación del Císter-, los cerramientos exteriores, el molino de aceite y otras estancias.

Cuando esta nueva ampliación culmine, el Gobierno de Aragón habrá invertido en el Monasterio de Rueda una cantidad cercana a los 30 millones de euros, lo que permitirá entre otras cosas duplicar la capacidad actual de un complejo que ya visitan más de 40.000 personas al año y que se ha convertido en todo un referente del turismo cultural y congresual, a la par que ha hecho florecer numerosas iniciativas privadas en los municipios de la Comarca.

Exposición un río entre dos mares

El vicepresidente del Gobierno de Aragón ha inaugurado también la exposición “Paisajes y tecnología del agua en el río Ebro, un río entre dos mares”, que puede visitarse hasta el 30 de agosto en el refectorio y la cocina del Monasterio de Rueda.

La organización de esta exposición ha sido posible gracias al convenio suscrito por Turismo de Aragón y la Asociación Tajamar, que con sede en Cantabria se dedica a la difusión del patrimonio hidráulico, en especial el ligado al Ebro. La exposición que ahora se presenta exhibe paneles explicativos con las diferentes infraestructuras e ingenios que han aprovechado el agua del Ebro a lo largo de los siglos, como norias, batanes o molinos. Ocupan un destacado lugar las norias de la Comarca de la Ribera Baja del Ebro, una de las más pobladas en España por estos elementos cuyas estructuras se conservan en muchos casos.

La exposición incluye también obras pictóricas y maquetas a escala cedidas por varias instituciones y organismos, como el Centro de Estudios Históricos de Obras Públicas y Urbanismo dependiente del Ministerio de Fomento.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *