Esencial restauración en la Virgen de Montler

Los trabajos que la Escuela Taller de Sástago viene realizando en las últimas semanas en la Ermita de la Virgen de Montler alcanzan un inusitado interés y relevancia por la gran magnitud de la obra. Hace unos días, mi mujer y yo nos pusimos al habla con el encargado de las obras, Alfredo Samboned, interesándonos por la marcha de los trabajos y él amablemente nos invitó a que hiciéramos una visita al lugar en cuestión, para ver ´in situ´ la labor reparadora y el estado en el que se encuentra esta actuación.

Así lo hicimos el pasado día 17 de noviembre, y la verdad es que quedamos gratamente impresionados al recorrer las distintas secciones, en las cuales se ha aplicado el rescate necesario, en tejados, cielos rasos, maderas, y tal vez lo que se aprecia más avanzado es la parte de la cocina, que ha ganado amplitud, y en la pared, donde se pueden percibir espacios de piedra con toque rústico costumbrista.

Desde hace mucho tiempo, el tema de mayor preocupación era la pared lateral o muro de la ermita que da al río, una amenaza permanente de peligrosidad, debido a las grietas que existen junto a la línea del techo, y en al menos dos de los comedores, en los que en tiempos de lluvia se filtraba el agua a chorros.

Para subsanar esta anomalía, se ha procedido a excavar unas profundas zanjas dentro de estos habitáculos en las que pondrán una ´cimera´ o tope sobresaliente de hormigón en el que descansará el nuevo muro.

Visto lo cual, justo es reconocer el ímprobo trabajo llevado a cavo en los distintos espacios que conforman el edificio, exceptuando la iglesia o capilla.

Se han puesto nuevas vallas de madera que bordean la amplia plaza, incluida la subida del camino senderista GR99.

Fuente: Nº 114 de la Crónica de la Ribera Baja del Ebro

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *