Quema del archivo municipal de Sástago en 1936

Vista del antiguo Ayuntamiento de Sástago en la Plaza Ramón y Cajal. (Foto Paris).En un documento del Juzgado Militar número 9 de Zaragoza fechado en Sástago a 28 de diciembre de 1938 se presenta una información de carácter jurídico-militar “en averiguación de los crímenes, desmanes, robos, etc., perpetrados en territorio de esta 5ª Región en el tiempo en que padecieron la dominación marxista”.

En el apartado de “Archivos incendiados, destruidos o saqueados” se manifiesta que el Archivo del Registro Civil fue totalmente destruido, el Municipal en parte y que el Parroquial quedó pprovidencialmente intacto”.

El objetivo de este escrito es aportar datos que aclaren el saqueo de los primeros y cómo se salvaguardó el tercero de los mencionados. Está basado en el testimonio de Roque Garín García que yo me limito a transcribir.

Vista del antiguo Ayuntamiento de Sástago en la Plaza Ramón y Cajal. (Foto Paris).
Barbacana palacio condal y edificio del Ayuntamiento (1)

“Última semana del mes de julio de 1936. Sobre las once de la mañana había un gran fuego en la plaza Mayor de Sástago que era avivado por cuatro milicianos pertenecientes a la 25 División de Hilario Zamora.

Cuando yo llegaba a la plaza unos jóvenes de doce a catorce años me previnieron de lo que pasaba. Encontré en el fuego unos paquetes que estaban atados con cordeles. Las llamas eran tan grandes que ya no se podía hacer casi nada. Les llamé la atención y no fui escuchado. Subí al Ayuntamiento y con dos miembros del comité del pueblo y un comisario de los milicianos probamos a apagar el fuego por todos los medios, pero no se consiguió nada o poca cosa.

Los milicianos fueron interrogados por el comisario y sacamos en conclusión que no lo habían hecho más que por un impulso de jóvenes. La cosa ya se puso más clara y tranquila. Les hice ver que nos habían dejado a los sastaguinos sin ninguna documentación válida para el futuro (como me sucedió con mi partida de nacimiento, las de mis hijas y el registro de matrimonio al nacionalizarnos franceses), gracias que no les dimos tiempo a destruir el archivo que guardaban los curas.

Panorámica desde lo alto del antiguo Ayuntamiento de Sástago. (Foto Barceló).
Plaza Ramón y Cajal con el antiguo Ayuntamiento (2)

En la misma plaza avisé a los dos del comité del pueblo, un tal Verdous alias “Relojero” casado con Irene Híjar “La Ramoneta” y Rufino Alcaine, de que iban a por el archivo parroquial que estaba en el primer piso de la casa de José Híjar en la calle Mayor.

El comisario se fue urgentemente y vino con cinco milicianos bien armados y puso dos en la puerta de la calle y tres arriba, en el piso. Así se pudo evitar la destrucción de este archivo”.

A la memoria de los que luego fueron tachados de indeseables y otros calificativos por algunos de sus convecinos.

Texto: José Daniel Garín Sariñena
Fuentes: Boletín informativo de Sástago. Abril-1988
Testimonio de Roque Garín García
Fotografías: (1) Paris. (2) Ricardo Barceló

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *