Ronda que te rondarás

De los diversos actos realizados a lo largo de la exitosa semana cultural sastaguina, celebrada del 22 al 31 del pasado mes de julio, tuve la suerte de presenciar la Ronda Jotera, llevada a cabo por la Rondalla y el Grupo de Canto de la localidad. La ilusión con la que me desplacé a Sástago quedó cumplidamente satisfecha, y colmadas las expectativas surgidas ante la realización de dicha actividad.

Pudimos disfrutar de una laboriosa y extraordinaria puesta en escena: de unos cuidados y vistosos atuendos con atractivos mantones; de la excelente conjunción de veteranía y sugerentes promesas, actuando todos ellos con admirable serenidad y seguridad, incluida la audacia de algún que otro granado neófito en estas facetas artísticas; de la indiscutible e inefable labor de los profesores; de la ilusión y compromiso de los participantes; del ya amplio repertorio de jotas y estilos, dado el corto periodo de actividad; de la satisfacción de ver recuperada la tradición jotera de Sástago; de la participación y colaboración de la gente. Todo un éxito en definitiva.

 

Vayan estas estrofas en su honor …

 

Hoy les quiero aquí contar

una muy grata sorpresa

que en mi pueblo disfruté.

Sástago, mucho me alegra

oír la ronda en tus calles,

porque el corazón me llena

y hace a mis ojos brillar.

De nuevo la jota suena

por tu gente interpretada;

no es sueño de quien sueña

ver un deseo plasmado,

una visión placentera.

Con sus trajes, ataviados

de joteros y joteras,

al son de los tañedores

ya suenan las rondaderas.

Tiempo hace que no rondaba

una rondalla local,

ni se cantaban las jotas

con las voces del lugar.

Las memorias se alborotan

intentando recordar,

algunos quedan de antaño

…pero eran muchos más

y, apuntarse bien pudieran

para a otros animar.

 

A quién tuviera la idea,

a quién la hiciera triunfar,

a todo el que colabora

quiero aquí felicitar.

Fue la idea muy feliz,

un acierto el contratar

a tamaños profesores

¡Qué bien saben trabajar!

Encuentran materia prima

y la saben modelar,

cediéndoles confianza

infunden seguridad;

la sangre les envenenan

incitando a mejorar…

Y, viendo los resultados,

sus recetas no van mal.

Entusiastas de la jota

están sabiendo forjar.

Otro día los veremos

con mucho garbo bailar

y tañerán castañuelas…

Mucho nos van a alegrar.

A tono con el evento,

las gentes de mi lugar:

más de cien los que siguieron

a la ronda en su rondar,

otros muchos la esperaban

para poderla escuchar,

con ágapes preparados

la querían obsequiar.

Al menos cinco paradas

donde poder degustar

golosinas deliciosas,

regalando al paladar.

El tiempo pasó volando

sin parar de disfrutar.

Cuatro horas exquisitas

ronda que te rondarás.

A un pueblo lo hace su gente

queriendo a una tirar,

poniendo amor a lo suyo,

con fuerza y rasmia empujar

y, frente a común tarea,

sabiendo colaborar.

No es mala filosofía:

implicarse e implicar.

Hace a los pueblos su gente,

haciéndolos caminar.

¡Como rondaba la ronda!

Rondaba y rondará.

¡Como ronda que ronda,

ronda que te rondarás!

 

Rafael Fernández Tremps. Sástago, agosto 2011

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *