Patchwork en San Bernardo en el Monasterio de Rueda

San Bernardo, Monasterio de RuedaEn este año dos mil once, ni la crisis ni el calor frustraron la tradición de los amigos de Rueda, que van siendo ya legión, de oficiar a San Bernardo. Con gran participación, el veintiuno de Agosto, la fiesta se celebró. Concentrados en la iglesia la misa se acompañó con melodías baturras que el coro local cantó de forma extraordinaria, de maravilla sonó. En concurrida asamblea, que inquietudes aclaró, se formularon propuestas, no faltó la reflexión, también escuchar pudimos a un historiado reloj que, al parecer, al cenobio, antaño, perteneció.

No sin cierta expectativa pasamos al comedor, consumimos buenas viandas la duda se disipó… satisfizo a comensales, hubo reconciliación. Tras la visita guiada, con muy culta explicación, avanzada ya la tarde el festejo concluyó.

A lo largo de todo el día, en el claustro, permaneció expuesta una sorprendente muestra artística de Patchwork que agradó sobremanera al público asistente. Vayan estas estrofas dedicadas a la autora y su obra …

Dedicar quiero un aparte,
lo merece la ocasión,
pues, el trabajo mostrado
requiere especial mención:
fue muy grata la sorpresa
encontrar la exposición,
me lleve gran alegría
por la obra… y el autor.

En un marco incomparable

la muestra* se colocó
y brillaba con luz propia,
muy digna de admiración,
oídos los comentarios,
al púbico entusiasmó.
Verdaderas obras de arte
de incalculable valor.

No les hablo ya del tiempo

preciso en su confección
ni de técnicas usadas
en su realización.
Qué decir de la paciencia
necesaria, mogollón,
y la templanza de nervios…
hace falta vocación

 Otras muchas aptitudes

se observan en su labor:
es sensible, lo demuestra,
atenta a la inspiración
que le provee de ideas
y le ofrece solución
a mil problemas puntuales
o en su total concepción.
Que les puedo comentar
de las gamas de color,
las usa con armonía,
endulzan la percepción.
Simetría por doquier,
muy buena composición.
Con verdadero deleite,
en cada nueva visión,
descubriendo vas detalles
que causan fascinación.

 De una consumada artista

su excelente ejecución.
Es la autora sastaguina
pues en Sástago nació,
y por su pueblo proclama
verdadera adoración:
Montserrat Carreras López,
te aplaudimos con razón;
muy grata sorpresa, Montse,
te apreciamos, corazón.

  * No podía imaginar

-pues, al fin y al cabo son
retazos- que fuera a dar
tanto juego el patchwork.
Si se enterara mi abuela
diría un seco ¡rediós!
¡al echar unos remiendos
que nombrecicos dais hoy!
Perdónenme “patchworkistas”
por poner tal parangón

San Bernardo, Monasterio de RuedaSan Bernardo, Monasterio de Rueda

San Bernardo, Monasterio de Rueda

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *